17/7/12

Cuando todo cambió

Este reseña forma parte de la lectura conjunta organizada por Tatty del blog El Universo de los Libros

 Además debo decir, que fui una de las ganadoras del concurso, muchas gracias a Tatty y a la editorial por darnos la oportunidad de descubrir este libro


Cuando todo cambió
Donna Miller



Sinopsis:

Una madrugada, Natalie Ward recibe la noticia de que su madre, a la que no ha visto en mucho tiempo, está gravemente enferma. Ha llegado el momento de afrontar lo que pasó hace muchos años.

Natalie se crió en la década de 1960 en el norte de Canadá, en la granja familiar situada en un lugar aislado del mundo. Solo tenía a sus padres y sus hermanos, sobre todo Boyer, el mayor, con quien estaba especialmente unida. Pero la existencia idílica de la familia empezó a tambalearse el verano en el que Natalie cumplió 15 años. La llegada de un desconocido de voz suave, un joven llamado River cuestionará su existencia. A partir de ese día la familia Ward cambió para siempre.


Sobre la autora

La escritora canadiense Donna Milner nació en Victoria British Colombia y pasó su infancia en el sur de Vancouver. Después de trabajar durante más de veinticinco años como agente inmobiliaria, decidió a dedicarse a la escritura en exclusiva. Sus artículos fueron publicados en varios periódicos locales y en Reader’s Digest.

Cuando todo cambió, su exitosa primera novela publicada en 2008 por Harper Collins Canada, fue nominada al prestigioso Premio internacional IMPAC de Dublín en 2010, traducida a nueve idiomas y publicada en doce países. Donna Milner ha confirmado su talento con su segunda novela, The Promise of Rain, elegido como uno de los cien mejores libros del 2010 por la revista Globe and Mail




Sobre el libro

Esta historia comienza con Natalie recordando, recordando una vida pasada mejor, más feliz, cuando no había sombras que la entristecieran como ahora. Natalie, al lado de su madre Nattie, reciben al nuevo ayudante de la lechería, el negocio familiar de la familia Ward que dirige su padre. Y sin darse cuenta, en el fondo de su corazón, sabe que River, el nuevo ayudante e inquilino, el nuevo miembro de su familia, cambiará para siempre sus vidas. River es un joven desertor de la guerra de Vietnam, que ha abandonado todo para luchar por su más ferviente creencia: que la guerra que están viviendo en Norte América no es más que un engaño, y que luchan contra un país que no ha hecho nada para merecerlo, un "hyppie" como lo llamaría su padre, Gus.

En el presente Natalie ronda los cincuenta años, es una mujer de éxito que trabaja para un periódico, que se ha casado tres veces y que tiene una hija. Pronto sabremos que su madre, está gravemente enferma, y que la protagonista de nuestra historia, volverá a una ciudad que abandonó hace más de treinta años, cuando la vergüenza y la culpa se cernieron sobre ella. En el transcurso del viaje, Natalie irá recordando toda su vida, desde que no era más que una renacuaja feliz a las faldas de su madre, hasta que ocurrió todo aquello que acabó para siempre con su familia.

Natalie rememora que vive en medio de la felicidad que el calor de su hogar le trasmite, es feliz con todos y cada uno de los miembros con los que comparte su vida. Su madre, Nettie, su padre Gus, y sus hermanos, sobre todo Boyer, con quien guarda un especial vínculo, hasta tal punto que cuando era muy pequeña, ella pensaba que Boyer y ella se casarían cuando fueran mayores y así se lo dió a entender a Morgan y a Carl, dos de sus hermanos, mientras ellos se desternillaban de risa de ella al explicarle a una cría de seis años que eso no podía ser.

En la escuela se siente un poco bicho raro, siempre ha sido muy inteligente desde pequeña y eso merece las burlas de sus compañeras, pero a ella le da igual, se siente bien con sus libros, y con los juegos de deletrear palabras que practica con su hermano Boyer desde que tiene uso de razón.

Cuando cumple quince años, todo empieza a cambiar... de pronto tiene un montón de amigas (amigas interesadas por sus hermanos) que no paran de rondar por casa y se da cuenta que ese pellizco que sintió el día que conoció a River por primera vez es algo más, que con él es con el único chico con el que se siente a gusto aparte de Boyer, y entiende que se está enamorando de él.

Dos años transcurren desde que River entró en su familia, y por fin, al pie de la escalera que conduce a la habitación que está encima de la lechería, donde reside River, se decide a conseguir de una vez por todas que ese hombre al que le separan seis años de edad, se de cuenta de una vez de cuánto le desea y le quiere.

Y este es el comienzo de una serie de trágicas desdichas, una serie de "casualidades" (si es que realmente las casualidades existen), una serie de dramas que inundarán una tras otra la vida de la familia Ward.



Tras treinta años, ha llegado el momento de enfrentarse a los miedos, a la verdad, al dolor, a la vergüenza y zanjarlo todo antes de que su madre muera a manos del cáncer que la consume.


Mi opinión sobre el libro:

Empecé a leer este libro hace unos días, según avanzaban sus páginas estaba todo el tiempo "esperando el golpe", esperando a descubrir qué fue aquello tan malo, tan cruel que Natalie hizo en su adolescencia para que destruyera de esa forma una familia tan feliz. Así que cuando llegué hacia la mitad del libro, donde por fin descubrimos todas esas desgracias lloré un poco con Natalie por todo aquello que estaba pasando sin entender por qué a ella.

Hacia la mitad del libro ya sabéis lo que pasa, de aquí en adelante no puedo contaros mucho. Solo que Natalie va a enfrentarse a todos sus fantasmas, que está cansada de ocultar al mundo sus desgracias adolescentes y sus imprudencias. Se enfrenta a todo, a todos en su vida, a su hija, a su madre, a sus hermanos, a su marido... cada momento y cada persona forman una parte importante de la historia.

La novela está contada desde el punto de vista de Natalie, y pocas veces, a pequeños saltos entre capítulos vemos la vida desde los ojos de Nattie, su madre. Es un libro de esos escrito con cuidado y con mimo, en el que llegas a conocer a fondo a cada uno de los personajes y te encariñas de ellos, y no solo de las personas que forman la historia, también te encariñas del ambiente, de la granja, del rosal, de las vacas, de las gallinas, del reparto de leche cada mañana, de la sencilla vida de esa familia tan peculiar...

Quizás es una lectura que me ha pillado en un momento ideal o quizás simplemente es que sea una novela tan genial como creo que es. Pero a mí me ha conquistado. He llorado y he sonreído con sus protagonistas, y sobre todo, he sentido un nudo en el estómago muy fuerte y algún momento de alivio. Y no os puedo contar más para no estropearos nada de la historia.

Mi puntuación es:


Calendario de reseñas:


9 comentarios:

InésM dijo...

Le tengo muchísimas ganas a este libro. Le has hecho una reseña maravillosa.
Besitos.

Mari Carmen Morante dijo...

Tengo muchas ganas de leer este libro, y después de leer las reseñas de la lectura conjunta, aún mucho más, espero poder hacer con él algún dia, no muy lejano.
Besos

Cartafol dijo...

tengo muchas ganas de leerlo, que pena no participar en la lectura conjunta. Besos

Tatty dijo...

Me alegro mucho de que te haya gustado tanto, yo también estaba deseando desvelar el secreto y cogí muchísimo cariño a los personajes, la autora consigue crear ese ambiente para que te sientas muy a gusto en su compañía
muchas gracias por participar!
besos

Supermamá dijo...

Una reseña estupenda. La verdad es que a mi también me ha encantado el libro (puedes ver mi reseña aqui: http://leemosencasa.blogspot.com.es/2012/07/cuando-todo-cambio-donna-milner.html)
Donde estáis comentando el libro??
Besazos

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

A mi también me ha encantado!! me pasó un poco como a ti esperaba el golpe y cuando llegó, me conquistó la lectura. Besos

Margari dijo...

¡Qué buena reseña! Se nota que has disfrutado con este libro. Una lectura que me voy a tener que apuntar.
Besotes!!!

Isi dijo...

Totalmente de acuerdo; yo también he "vivido" la historia. Parece mentira que el momento culminante llegue a mitad del libro, porque era lo que te esperabas, pero claro, lo que pasa a continuación es todo impensable.
Es una buena lectura, de esas que lees a gusto, con las que aciertas sí o sí.
Un saludo!!

Dolores dijo...

Lo apuntaré aunque no es mi tipo de lectura, me vendrá bien cambiar un poco. Un beso.

Buscar este blog