3/4/13

Ginebra para dos

Ginebra para dos
Rebeca Rus


Sinopsis:

"Silvia Vega, directora creativa de una importante agencia de publicidad española, viaja a Ginebra con el único objetivo de conseguir como cliente una importante empresa. Silvia tiene determinación, grandes ideas y un espíritu de sacrificio insuperable, pero no cuenta con el irresistible Daniel Soler, uno de los creativos más famosos del país, que se interpondrá en sus planes para conseguir el mayor ascenso de su vida."



Sobre la autora:

Ella misma comenta en su web:

"Soy madrileña, vallecana de pura cepa y casta, tengo 35 años pero aparento muchos menos como todas las mujeres. Trabajo desde hace once años en publicidad donde he sido la responsable de numerosas campañas para Loewe, Rover o Nivea, entre otras, así que se supone que sé todo lo que hay que saber –y algunas cosas que no debería n saberse- sobre la publicidad. Con toda esta experiencia escribí mi primera novela, publicada por Esencia, Sabrina 1-El mundo 0 y ahora en el 2009 publico la segunda parte, Sabrina contra el Imperio del Zapping, donde termino de desmontar los mitos sobre la publicidad.

En la actualidad compagino mi trabajo con la escritura de mi tercera novela, el cuidado de dos pequeñas criaturas, que no son gatos, ni perros, ni loros, una vigilancia extrema al perfecto culo de mi perfecta pareja sentimental, y la búsqueda de un vestido adecuado por si algún día me conceden el premio Planeta, que por lo que se dice por ahí parece que está a punto de caer. Además, en mis ratos libres colaboro en el blog El sabor del cerdo agridulce y hago unas croquetas de cocido de impresión."



Sobre la novela:

Silvia acaba de despertarse de una horrible resaca, de esas que es mejor aguantar en un sofá calentito con la luz apagada y la tele en silencio, a duerme vela todo el día. Pero no será posible, porque no está en España, en su casa, está en Suiza, en Ginebra, para una importante presentación donde varias empresas de publicidad luchan por conseguir la cuenta de una prestigiosa empresa.

Silvia es una creativa de publicidad que trabaja duro, muy duro, con unos compañeros algo peculiares y un jefe un tanto machista, que piensa que es mejor enseñar carne que ideas, Silvia tendrá que enfrentarse a una tarea difícil: convencer a  Organics que su idea es la mejor para promocionar sus productos de belleza.

Evidentemenete no se ha levantado con buen pie, está nerviosa, tiene que hacer la presentación en un idioma que no es el suyo, y es muy importante conseguirla, ya que los riesgos que corren pasan por perder su puesto de trabajo como reputada publicista (eso piensa ella, aunque yo como lectora pienso que su jefe no se desharía de ella ni en un millón de años).
Al tremendo dolor de cabeza, se suman unas irresistibles ganas de fumar, cosa que en Suecia es casi imposible sin helarte de frío y para colmo de todos sus males le surge un pequeño aprieto que la hará refugiarse en los baños de Organics, unos quince minutos antes de la presentación, hecha un mar de nervios y lágrimas. Alguien se cruza en su camino y la ayuda, alguien que no podría ser más guapo y que hace latir fuertemente su corazón. Es el detonante para volver a la sala de reuniones con más fuerza y determinación que nunca, está decidida a ganar la cuenta y luchará hasta el final contra el petardo de Daniel Soler, el publicista de Designs Inc. Pronto, ¡sorpresa!, se volverá encontrar a su héroe con quien tomará una copa y se dará cuenta que su corazón y su cuerpo se derriten ante él ¿Será esto lo que llaman amor a primera vista?

Pero algo o alguien se interpone en su camino y las cosas no serán tan fáciles. La decisión de Organics se prolongará varios días, llevándola hasta el estrés más extremo y tendrá que luchar por mantener su corazón a raya y trabajar duro por conseguir la idea que le haga conservar su puesto de trabajo.

¿Lo conseguirá?


Mi opinión personal:

Rebeca Rus es una escritora que se ha abierto paso poco a poco en el mundo editorial, rozando lo más alto. Cuando la leí por primera vez con Sabrina 1, el mundo 0, apenas sabía quien era. ¿Ahora qué lectora amante del chick lit no la conoce? Con 5 novelas escritas diría ya que es como la Marian Keyes española, pero cómo yo solo he leído una novela de Marian Keyes y tampoco es que me gustara demasiado, diré que es mucho mejor.

Lo que más me gusta de seleccionar el género de Ginebra para dos, el llamado chick lit (que para mí es una forma cool de decir comedia romántica) es que las risas están aseguradas y en el caso de esta novela no ha sido para menos. Silvia me ha hecho reír hasta soltar lágrimas en alguna ocasión, con ocurrencias de lo más variopintas, pasando por la desesperación, la locura extrema, la autocompasión, la confianza, el enamoramiento o encoñamiento (por hablar mal y pronto)... su imaginación le juega algunas malas pasadas poniendola en más de un aprieto.

Lo que no esperaba de esta novela es volver a encontrar en su protagonista, Silvia, una creativa de Publicidad, tal y como pasaba en la primera novela suya que leí, Sabrina, que también era creativa. Quizás este punto me ha parecido poco original, pero realmente la historia que se cuentan en las dos novelas son muy diferentes.

El estilo de Rebeca me encanta, es ágil, ligero, muy divertido. Sin duda, éste género nunca dejará de gustarme. ¿Qué hay mejor que un buen atracón de risas con un romance de fondo? Para mí nada, la combinación perfecta.

Mi puntuación es:



8 comentarios:

Cartafol dijo...

La leeré este mes seguramente para la iniciativa de Mes chick lit ;D Gracias por la reseña

Mari Carmen Morante dijo...

Esta va a ser mi próxima reseña, dentro de un par de dias, y la verdad es que me ha gustado, pero a mi no me ha hecho reir tanto como a ti
besos

Isa dijo...

A mi me encanta Rebeca, me gusta mucho más que Marian Keyes. Éste todavía no lo he leído, pero te recomiendo 10 maneras diferentes de ser Laura, carcajadas aseguradas.

Lídia dijo...

Tengo el libro en mi ebook, solo espero el momento para leerlo. Muy buena reseña Rachel.
Un beso.

Manuela dijo...

NO he leído nada de esta autora y eso que tengo dos en el ereader esperándome...

Marisa G. dijo...

A mí este libro siempre me ha parecido simpático y me atrae desde siempre. Por ahí anda un sorteo, a ver si hay suerte. Besos.

InésM dijo...

Me acabas de poner los dientes de tamaño kilométrico.
Quiero leer esta novela!!!

Aglaia Callia dijo...

Qué buena pinta tiene, me dan unas ganas tremendas de leerla, se va ahora mismo a la lista, gracias.

Besos.

Buscar este blog